Datos de la publicación

Nov 19 2011

La magia de las diásporas

The Economist

Los países ricos son susceptibles de beneficiarse de una política de inmigración más flexible, y los temores de que los países pobres van a sufrir como resultado de una "fuga de cerebros" son exagerados. La perspectiva de trabajar en el extranjero impulsa a más personas a adquirir habilidades valiosas, y a no emigrar posteriormente. Los migrantes calificados envían dinero a casa, y a menudo vuelven para crear nuevas empresas. Un estudio encontró que a menos que pierdan más del 20% de sus graduados universitarios, la fuga de cerebros hace que los países pobres sean más ricos ... [inglés]